Macario Jiménez: un ícono y trayectoria que se festejan

imgres.jpg

La moda es efímera, siempre cambiante y en constante movimiento; he ahí lo triste y a la vez lo maravilloso de su naturaleza. Nada permanece igual, todo se renueva. Esta es una verdad bien sabida por todos aquellos creadores y amantes de la industria, sin embargo, son pocos los que a lo largo del tiempo han sabido entenderlo en su complitud y que han aprendido a construir alas capaces de volar entre aires de cambio, desafiando cualquier ráfaga, permaneciendo siempre firmes en vuelo. Son justamente esas personas, las que llenan de fascinación y sentido esta industria que tanto nos atrapa y enamora.

El día de hoy queremos celebrar y reconocer a Macario Jiménez, pues después de dos décadas de creación, ha llegado a formar parte de aquellas aves fénix que renacen día a día para dar entrada a nuevas y mejoradas visiones de sí mismos, siempre conservando la esencia y brillo que los distingue.

Sofisticación y elegancia, son dos cualidades que durante su trayectoria se han convertido en parte esencial de cada uno de sus diseños, siempre aderezados con un toque de versatilidad y libertad totales, mismas que lo han hecho poder transcender a través del paso del tiempo y que han hecho soñar e imaginar a cada uno de los portadores de sus creaciones.- “Me gusta crear una micro aventura con cada uno de mis diseños. Me encanta que la persona que porta el diseño viva una experiencia única que le cause emoción y que la lleve a pensar en el inmenso poder que tiene la ropa”- Nos afirma Macario al momento de hablar sobre su trabajo y carrera.

Hasta el día de hoy, en la celebración de sus 20 años de trayectoria, Macario ha sabido adaptarse y transformarse, sin perder ni un mínimo de la esencia que logró posicionarlo como el gran diseñador que conocemos ahora; imprimiendo en todo momento un cariño especial en cada colección y dándole una gran importancia a la experiencia que genera a la persona que viste sus diseños; actitud que ha logrado brindarle la permanencia que ha tenido hasta ahora, pues si algo es bien sabido, es que la pasión es uno de los motores principales para lograr lo que sea, y Macario sabe de ello –“No me veo haciendo otra cosa, el amor que tengo por la moda y por lo que hago, es algo que siempre me gusta imprimir en mis diseños y lo que me ha mantenido en la industria”. – He ahí el secreto de una exitosa carrera.

Definitivamente Macario Jiménez representa un gran orgullo y un exquisito referente para la moda mexicana, es por eso que hoy lo festejamos y lo mantenemos en la mira, pues sin duda alguna nos encantará seguir siendo participes de sus próximos pasos.

 

"Entrevista lograda gracias a: Antonio González de Cosio, Periodismo de moda, UIA 2015"
Elizabeth Almazán