Karl Lagerfeld: el fin de una era y de una mente brillante

 
IMG_2106.JPG
 

Visionario, desafiante, con un estilo y actitud inigualables que se volvieron icónicas tanto fuera como dentro de la esfera del diseño de moda. Reconocido por tratarse de uno de los iconos más influyentes que supo destacar entre los más grandes de su época, dio rienda suelta a una inigualable creatividad y talento que lo colocaron entre las más admirables leyendas del diseño de moda. ¡Así fue Karl Lagerfeld! quién el día de hoy a sus 85 años de edad, tras una fructifera y reconocida carrera, se despide de la industria que lo vio nacer, crecer y convertirse en su más grande visión propia entre aires de talento; personaje que desde un principio se juró prometedor, el cual se vio consolidado y ahora inmortalizado con la brillante estela de su legado.

 
IMG_2101.jpg

Diseñador, ilustrador y fotógrafo; además de la mente creativa que dejó huella en grandes casas de moda como Balmain (1955-1958), Jean Patou (1955-1963), Chloé (1963-1978, 1992-1997), su marca homónima (1974-2019) y desde luego las dos firmas con las que marcó precedentes al firmar contratos vitalicios: Fendi (1965-2019) y Chanel (1983-2019).

Si bien, su larga y brillante trayectoria nos lleva a creer que la industria de la moda acaba de perder un irremplazable ícono, lo cierto es que también una de las razones que nos lleva a respondernos la pregunta sobre la relevancia de su deceso, es que Lagerfeld se trataba de una de esas grandes figuras que se llegaron a codear con los más reconocidos e incluso idolatrados diseñadores de su época. Sabía cómo era el qué hacer de aquellos tiempos y con esa misma perfección que tanto distinguió a los grandes de su época, supo llevar el legado de la icónica Coco Chanel al grado de dejar un sello y estilo propio en la gran marca, además de un espacio vacío que sin duda será difícil de llenar.

 
IMG_2109.jpg

Pero el fin de una gran era abre camino a nuevas perspectivas y agentes de cambio, y es así, justo ahora que el gran kaiser de la moda se ha ido, cuando más tornamos nuestros ojos hacia quien se tratará de una digna sucesora cuyo trabajo bien vale pena conocer y reconocer, para darle su lugar como una verdadera promesa creativa que sin duda se encontrará frente algunos de los retos más grandes : el primero, llevar el legado de una de las marcas más emblemáticas del mundo de la moda sin perder la esencia que tanto distingue a la firma pero dándole un sello propio; y segundo, encontrar un brillo único que sin buscar opacar a sus antecesores, logre trascender entre los iconos que formaron parte de la historia de Chanel. Virginie Viard, es el rostro del que me encuentro hablando, quien después de trabajar junto a Karl por 30 años y convertirse en su mano derecha además de una pieza clave para la marca en más de una función; el día de hoy se queda al frente a la Maison y con una gran misión en sus manos: continuar con el trabajo de una gran figura que hasta la fecha creíamos irremplazable y seguir puliendo un diamante que sin importar el paso de los años, sigue brillando bajo la visión de sus directores creativos.

¡Hasta siempre Karl!