Entrevista: Alejandra de Coss, entre el diseño de moda y el arte

Diseñadora gráfica de profesión pero toda una diseñadora de moda nata y de corazón; sin duda, dicha versatilidad la ha llevado a explorar el mundo del diseño desde una perspectiva con la que ha conseguido marcar un estilo completamente propio.

 
_ZK_8188crop.jpg

Más de 10 de años de trayectoria son los que respaldan el trabajo de Alejandra de Coss, quien a través del diseño de moda ha sabido reflejar no solo su gusto y amor por el arte, sino que también ha dado una voz con eco a múltiples temas y problemáticas contemporáneas para hacerlas hablar entre telas.

Piezas únicas y originales elaboradas con técnicas artesanales por manos mexicanas bajo un esquema completamente sustentable, son las que dictan el estilo bajo el cual Alejandra de Coss ha sabido hacer una propuesta innovadora dándole un nuevo significado a la palabra “lujo”.

Las obras de artistas como Alexander Calder, Inès Longevial, Wilhelm Lundstrøm’s, Simone de Beauvoir, entre otros; han servido como inspiración para algunas de las colecciones que Alejandra ha creado; mientras que la deconstrucción de la sastería convencional se ha convertido en un elemento casi siempre presente en cada colección, para darle una reinterpretación cautivadora.

También podría interesarte: Alejandra de Coss: feminismo entre telas durante MBFWMx O/I 2019

Esas y muchas otras cualidades (que ya irás conociendo), son las que me llevaron a elegir a Alejandra de Coss para la entrevista del mes, quien nos compartió un poco de sí misma, de la historia y decisiones que la han colocado en donde se encuentra ahora

¿Estás listo para conocerla a detalle?

 

FTC: ¿Cómo empezaste tu carrera como diseñadora de moda?

ADC: Fue algo curioso pues realmente yo estudié diseño gráfico, pero lo cierto es que siempre quise hacer moda, no sé realmente porque nunca me animé a estudiarlo. Yo creo que lo que me llevó a estudiar diseño gráfico fue el hecho de querer una carrera universitaria sólida, pues hace 20 años no había tantas escuelas de moda, la formación se resumía más a un tipo de escuela técnica que se inclinaba hacia el corte y confección más que al diseño de moda como tal. Yo quería tener una formación universitaria pero la realidad es que desde pequeña me gustaba hacer moda.

El primer trabajo que conseguí después de graduarme de diseño gráfico fue dentro de una empresa de maquila de jeans. Fuí mil veces a la entrevista porque realmente yo no tenía ninguna formación de moda pero insistí mucho en obtener el trabajo, ¡y lo conseguí!, aunque a final de cuentas terminé saliendo de la empresa porque realmente yo no sabia cómo explicarle a a las costureras cómo tenían que hacer las trabas de los pantalones y todo el resto de detalles técnicos que debía de saber. Fue a partir de ahí que me di cuenta que la moda era algo que en verdad quería hacer y entonces decidí meterme a clases de diseño de moda.

Tomé cursos de corte y confección, sastrería y estampados. Después de eso me fui a estudiar al FIT en Nueva York y a Marangoni en Milán; y así fue como todo empezó a tomar forma dentro de lo que siempre había querido hacer.

FTC: ¿Hubo alguien en tu familia que te inspirara a entrar al mundo del diseño?

ADC: Creo que fue algo que llegó por sí solo, aunque también, dentro de la familia de mi papá hay gente que se dedica a esto o que se dedicó hace mucho al diseño, no se si por ahí pudiera haber una conexión pero la realidad es que yo no tenía trato directo con esas personas, y aún así es algo que desde pequeña yo quería hacer.

FTC: ¿Qué diseñador te inspiraba? 

ADC: En ese momento solo nos llegaba información de los grandes diseñadores internacionales. Recuerdo piezas que me llamaban la atención, pero en ese entonces no teníamos toda esa información que ahora nos dan las redes sociales en donde puedes conocer mucho más de lo que ocurre en tu país en cuestiones diseño e identificarte con un estilo. En ese entonces era más bien inspirarme en hacer lo que hacían los grandes como Dior, Chanel, Armani, Alberta Ferreti, etc.

FTC: ¿Cuántos años lleva la marca?

ADC: Ha tenido algunas variantes, pero podría decirse que he estado haciendo esto desde el 2004, primero empezando como una especie de experimento cuando abrí una tienda de diseñadores latinoamericanos en Puebla. Entre los diseñadores se encontraban la marca Julia y Renata y María Vázquez, una talentosa diseñadora de Argentina. En la tienda yo también exponía algunas de mis piezas pero sobre todo me enfocaba a la creación de diseños a la medida, desde vestidos de fiesta hasta diseños para novias (que fue lo que estuve haciendo por muchos años.) En ese entonces, la tienda realmente se trataba de un proyecto que iba de la mano con lo que yo quería mostrar, sin embargo, el concepto no fue muy bien entendido en provincia por lo que decidí seguir con mi propio taller pero ya sin aliarme con otras marcas.

Finalmente decidí moverme a la ciudad de México en donde también estuve un rato dando clases de diseño de moda, con la marca empecé poniendo un par de piezas a consigna, mismas que se vendieron bastante bien, lo que más adelante dio pie a la consolidación de una marca completamente independiente.

 
Face Necklace.jpg
Face Earrings.jpg
 

FTC: ¿Cómo definirías tus diseños y qué es lo que más los caracteriza?

ADC: En general, siempre hay una influencia muy marcada del mundo del arte y el cine, es algo que late muy fuerte dentro de cada colección y todo siempre va de la mano de la deconstrucción de la sastrería que es algo que me encanta porque me parece un arte. Por otro lado, lo que busco es tener una propuesta original, contemporánea y casual; una pieza que resulte interesante pero que a la vez no se trate de una prenda o accesorio que permanezca en la esquina de tu clóset esperando ser usada en una ocasión especial. Me gusta que se trate de algo que puedas usar siempre y de todas formas. 

Cada pieza está siempre pensada en la funcionalidad y en una mujer moderna que tiene que trabajar o que tiene hijos y que en la tarde tiene un evento relacionada con su trabajo o una reunión con amigos. Me centro en esa mujer contemporánea que tiene que cumplir con una gran agenda y que busca prendas que logren hacer una transición para ser usadas de día, tarde y noche; todo sin la necesidad de estar modificando su vestuario cada momento.

FTC: ¿Cómo eliges los artistas en los que piensas basarte para crear tus colecciones?

ADC: Creo que eso es algo que no siempre está del todo planeado. De repente veo algo que me llama la atención y trato de mezclar varias cosas ya que normalmente no trabajo sobre un solo tema en especifico, sino que siempre busco muchos temas y aspectos que me llamen la atención y de pronto hacen clic juntas.

Por ejemplo, en el caso de la joyería inspirada en el feminismo de Simone de Beauvoir, lo que hice fue plasmar las frases que había leído de ella y que más me gustaron; después lo adapté con el tema de mujeres fuertes inspirado en la obra del artista Wilhelm Lundstrøm’s, con la que muestro algunas siluetas femeninas en color blocking. Ambos artistas me dieron la inspiración para llevar el tema del feminismo y presentarlo en una colección con una línea muy marcada.

De alguna manera todo lo que estoy diseñando es una conexión directa conmigo, con mi personalidad y con las cosas que me interesan, además de que abarco temas que tenía ahí, en la mente, desde hace mucho y que después encuentran una salida a través del diseño.

 
Campaña 2 _ De Coss.jpg

¿En dónde podemos adquirir tus diseños?

Pueden hacerlo de manera remota través de mi sitio web www.alejandradecoss.com y de Amazon. De manera física contamos con algunas piezas dentro de tiendas como Ikal en Masaryk, Hoja Santa en San Miguel de Allende y Carpe diem en Tulum.

¿Sigues creando diseños especial bajo pedido?

¡Sí! Seguimos haciendo pedidos especiales para aquellos que buscan una propuesta personalizada.

Elizabeth Almazán