Cómo dominar los tacones como una experta

A muchas de nosotras podrán encantarnos los tacones, pero aceptémoslo, a pesar de que los amamos y nos hacen lucir fantásticas, tenemos que reconocer que son un gusto masoquista. Sucede que la mayor parte del tiempo dejan sentir sus estragos en nuestros pobres pies, rodillas ¡y hasta en la espalda!; lo que hace que a veces decidamos prescindir de ellos. Sin embargo, a través de mi experiencia con este tipo de zapatos, puedo decirte que es totalmente posible utilizarlos sin que representen un completo sufrimiento (a menos de que decidas caminar con ellos en condiciones extremas, ahí si no te prometo nada).

gabrielle-henderson-1349807-unsplash.jpg
IMG_4188.JPG

Mi gusto por los zapatos de tacón empezó a los 15 años y fue un gusto adquirido en parte porque mi deseo era utilizar unas increíbles zapatillas para el día de mi cumpleaños (sería la primera vez que probaría usar tacón de aguja) y la segunda (y la más poderosa) es porque casi a diario veía y sigo viendo a mi mamá utilizarlos con una perfección y estilo que me influenciarían a quererlos usar tal y como ella lo hace.

No te miento, al principio fue un proceso tortuoso. Me dolían los pies y las rodillas, me tambaleaba de un lado a otro pues no sabía muy bien cómo caminar con ellos, llegué a caerme y no aguantaba más de dos horas con ellos puestos. Pero con el tiempo aprendí a dominarlos al grado de usarlos casi a diario y con completa naturalidad, como si fueran una extensión de mis pies. Puedo caminar con ellos perfectamente ¡e incluso correr! (si lo dudas, hay testigos que lo comprueban). Puedo usarlos en una fiesta y bailar con ellos toda la noche e incluso los he convertido en un sello propio pues la mayoría de la gente me identifica como “la niña de los tacones”.

Pensando en dicho proceso, el día de hoy quiero compartirte algunos de mis tips estrella esperando sean de utilidad para que te animes a usar esos tacones que ansían salir de tu clóset, para que sobrevivas a ellos después de un largo tiempo de uso y para que puedas aprender a usarlos sin que se conviertan en un traicionero compañero.

¿Estás lista para probar mis tips?

 

Elige la talla adecuada

Sin duda, la primera regla antes de que empieces con el proceso. No hay nada más incómodo que traer unos zapatos que no nos quedan. Ya sea que te queden pequeños y aprieten tus pies, o por el contrario, sean grandes y solo se te anden saliendo; esto es algo que nunca debes pasar por alto. Siempre pon especial atención en que el par que escojas te quede a la perfección. Si sientes que hay algo que no te convence del todo, mejor opta por seguir buscando hasta que encuentres el par ideal.

La idea es que sientas que el zapato sujeta perfectamente tu pie pero sin apretarlo demasiado en ningún punto, esto te ayudará a que puedas perfeccionar tu andar y sin mucho esfuerzo.

 
andrea-yurko-616109-unsplash.jpg
 

No te excedas en altura

Sé que es increíble lucir muchísimo más altas de lo que en realidad somos, pero abusar de la altura podría dañar tus rodillas y columna, además de que si no estás acostumbrada a usar zapatos tan altos y en específico con tacón de aguja, podrías lastimarte. Por ello, te recomiendo elegir tacones entre 5 y 8 cm de altura, sobre todo si planeas usarlos por largos periodos de tiempo. Ahora que si eres toda una experta usándolos, puedes atreverte a buscar unos con más altura.

Recuerda elegir el tipo y altura del tacón de acuerdo a las necesidades de cada momento, te ayudará a estar mucho más cómoda y a caminar con mayor facilidad.

 
apostolos-vamvouras-1464655-unsplash.jpg
 

Procura mantener una postura correcta

Al principio te costará un poco de trabajo pero lo que siempre debes mantener es la espalda erguida, hombros ligeramente hacia atrás y las piernas estiradas con naturalidad (sin ser demasiado rígidas pero tampoco a medio doblar como si se tratara de un pequeño venado recién nacido).

 
carmine-furletti-1569768-unsplash.jpg
 

Practica tus pasos

Lo ideal es que durante una temporada practiques en casa lo más que puedas y por lo menos durante algunos cuantos minutos cada día hasta que te sientas con mayor confianza de llevarlo al siguiente nivel.

Al momento de practicar con tus tacones, camina imaginando una línea recta en el piso la cual debes ir pisando mientras mantienes tu espalda recta, hombros atrás y la mirada hacia el frente como si un pequeño hilo jalara tu cabeza hacia arriba. Te recomiendo empezar dando pasos pequeños para tener mayor estabilidad, confirme vayas mejorando te darás cuenta que tus pasos se harán más largos, estilizados y fluidos.

 
analise-benevides-1550005-unsplash.jpg
 

Evita estrenar tacones en un evento importante

Sonará irónico pero es importantísimo que no lo hagas, ¿la razón? Al tratarse de un zapato nuevo será demasiado rígido, lo que podría ocasionarte heridas y más si piensas bailar o caminar demasiado con ellos. Ahora que si es inevitable que estrenes, te recomiendo que por lo menos una semana antes coloques en el interior de tus zapatos algunas bolitas de periódico bañadas en alcohol y los dejes así toda la noche. También puedes llevarlos al zapatero para que les coloque una horma durante algunas horas. Créeme, ¡quedarán listos para que los uses sin parar!

 

 
nikola-jovanovic-678667-unsplash.jpg
 
Elizabeth Almazán